Inicio > Historia Sucinta

Historia Sucinta

HISTORIA SUCINTA DE UN CATÁLOGO RAZONADO

Por Beatriz González

Un catálogo razonado es una especie de archivo muerto que reúne inventarios meticulosos producidos por estudiosos de colecciones de arte o por aficionados a las listas, más que a las ideas. Un ejemplo de ello es el Catálogo Razonado de Monet que estaba a la venta en una librería del norte de Bogotá. Se trata de un grueso volumen de pastas duras, rosadas, que contiene fichas técnicas de las obras halladas hasta el momento de la impresión del libro. Monet había muerto en 1926 y el libro se publicó a finales del siglo XX. Vale la pena preguntarse ¿a quién va dirigido un libro de estas características? No tiene el interés del catálogo de un museo porque la utilidad de este radica en que allí está latente la historia de una institución. En cambio, catálogos como el de Monet están  al servicio de quienes realizan autenticaciones, de coleccionistas y del mercado de arte.

A finales de la década de 1960, inicié por voluntad propia un fichero de mi obra. Este  consistía en tarjetas de cartulina Bristol blanca sobre las que escribía las fichas técnicas con la máquina Lettera 32, a las que les adhería las fotografías correspondientes. La primera  ficha, la No.1-, corresponde a Versión de la Rendición de Breda I, 1962; la última, No. 311-, tachada y corregida a mano con los números 321- y 309-, corresponde a Ilustraciones  Revista Lámpara (Porfirio) de 1983. Esa labor, que ha sido de gran utilidad para los curadores de exposiciones retrospectivas, duró hasta 1983. ¿Habían hecho lo mismo Antonio Roda, Fernando Botero, Eduardo Ramírez Villamizar y Enrique Grau? ¿esta era la labor normal de un artista?, ¿se trataba de una premonición de un catálogo razonado y de la muerte del artista?                                                                                                                                                                                                                                                                       

Carolina

Historia

En la oficina de la curadora jefe del Museo Nacional de Colombia recibí una propuesta inusual a finales del 2005: Carolina Vanegas, una de las investigadoras a mi cargo, me propuso hacer el catálogo razonado de mi obra. Yo había logrado que la actividad del Museo y la de mi estudio se mantuvieran separadas; no obstante, Vanegas era una contratista y aunque eso le daba cierta libertad, en un principio dudé de aceptar la propuesta. Ella tenía una ventaja: además de ser artista, había colaborado con Villegas Editores en la investigación del libro Beatriz González que Seguros Bolívar lanzó en 2005.  Otra de las facetas que hacían  inusual la propuesta es que yo estaba viva y activa. Esto es, que aun producía obras y hacía exposiciones. En general, un catálogo razonado se refiere  a artistas que han dejado de existir y por lo tanto su producción está clausurada.

La propuesta de Carolina Vanegas no tenía que ver con autenticaciones, coleccionistas,  ni mercado del arte: era una labor de organización y puesta al día del conjunto de muebles, pinturas, dibujos y grabados que se guardaban sin mucha organización en el estudio de un artista vivo.

Una vez aceptada  la propuesta, inició su trabajo a comienzos del 2006. Ella  considera que “uno de los aspectos más relevantes de realizar este trabajo en conjunto con la artista es la posibilidad de recuperar la información de la historia de creación de las obras, de su circulación y en especial  los diferentes propietarios que ha tenido.”

La preparación del material para el libro monográfico de Villegas Editores sobre Beatriz González fue el punto de partida para pensar en la necesidad de realizar un catálogo razonado de la artista porque la Editorial le encargó hacer una bibliohemerografía para incluirla al final de la publicación. Con este fin, se clasificó mi archivo de noticias de prensa desde 1955 hasta 2005. Asimismo colaboró en la selección, organización y fichaje de las obras que serían incluidas en dicho libro. Después de haber realizado este trabajo  y con la aceptación de parte la artista, continuó el proceso con miras a la construcción de un catálogo razonado. “Fue así que durante los años 2006 y 2007, con  el apoyo y la financiación de la artista, se hicieron importantes avances en la formación del catálogo.”

A finales del 2007 Carolina Vanegas obtuvo una beca  para continuar sus estudios en  Argentina y el trabajo del catálogo quedó en ese estado por algún tiempo.

 

Desarrollo del proyecto

2006 - 2007

  1. Digitalización y clasificación del archivo de diapositivas de la artista.
  2. Escaneo e identificación de las obras publicadas en los catálogos de exposiciones.
  3. Consecución y catalogación de imágenes y obras que se conservan en la galería de Alonso Garcés.
  4. Fotografía y catalogación  de algunas obras que se encuentran en colecciones públicas y privadas en Bogotá y Medellín.
  5. Diseño e implementación de una base de datos en Acces con una ficha técnica que resultó de una adaptación de las particularidades de la obra de la artista a los estándares internacionales de catalogación[1]. La ficha incluye los siguientes campos:
    1. Información general: número de la obra, título, técnica, año y especificación de la firma.
    2. Medidas: este campo está adaptado a las dimensiones (alto x ancho x profundidad) según el tipo de obra; es decir, si se trata de una pintura, un objeto, un grabado o un dibujo.
    3. Imagen (de referencia) para la base de datos: se guardaron imágenes en alta resolución en archivos separados.
    4. Exposiciones: listado de exposiciones en las que participó la artista.
    5. Ubicación: registro de los propietarios anteriores, propietario actual, dirección, teléfono y ciudad / o si la obra está en venta.
    6. Avalúo: tipo de moneda (pesos, dólares o euros) fecha del avalúo y valor.
    7. Observaciones.
  6. Catalogación y guarda de conservación preventiva de las obras que se encuentran en el estudio de la artista.
  7. Se produjo una lista aparte de bocetos que se encuentran en el estudio. La artista por su parte, mandó elaborar carpetas y cajas de cartones desacidificados a una restauradora de papel para que las obras quedaran debidamente protegidas.

  

Laura

Historia

 

En el año 2008, cuando la Universidad de los Andes me contactó para dictar el curso Historia del arte del siglo XIX en Colombia, solicité una asistente para elaborar las presentaciones con las imágenes que debían acompañar mis textos; me fue asignada la fotógrafa Laura Jiménez.  De esta manera la conocí,  trabajé con ella  durante un  semestre en la búsqueda, digitalización y restauración digital de las obras de arte que mencionaba en las conferencias.

Ese mismo año inicié la búsqueda de una solución para continuar el catálogo razonado iniciado por Carolina Vanegas. Acudí a  la dirección de Arte de la Universidad de los Andes con el fin de ofrecer como donación el trabajo realizado, además de la inversión económica que este había representado. La oferta a la Universidad cayó en el vacío. 

Laura Jiménez dirigía en ese momento el Banco de Archivos de Arte en Colombia de la Universidad; trabajaba en la reorganización de esta entidad que se había iniciado en la década de 1970. Una de las actividades que se desarrollaba en esa época consistía en registrar las obras arte de cada una de las exposiciones que se realizaban en la capital. Según Laura Jiménez: “... Como el proyecto del Banco de Archivos tiene dos aspectos, uno el de imagen y fotografía y otro el de documentación y catalogación de esas imágenes, y como tenía en mis manos los dos tomos del catálogo que Carolina Vanegas había empezado, entonces era una buena idea que el Banco de Archivos, como plataforma digital de documentación del arte en Colombia, adoptara el Catálogo razonado para terminar de completar lo faltante (fotos o información) y para que en el futuro próximo ese catálogo pudiera estar tecnológicamente alojado en la página en línea del Banco de Archivos.”

Laura Jiménez fue incorporada como coordinadora de la curaduría para la exposición retrospectiva Beatriz González del Museo de Arte Moderno de Medellín, lo que permitió nutrir el catálogo razonado con nueva información.

 

Desarrollo del proyecto

2008 - 2012

1. Revisión de las obras de la primera versión del Catálogo razonado.

2. Pasar una a una las obras que estaban en la primera versión del catálogo razonado a una sábana de excel para normalizarla y que quedara toda bajo los mismos criterios; así, a la hora de subirla a la página, los ingenieros pudieran hacer por lotes este procesamiento de información.

3. Establecer los criterios de búsquedas simples y complejas (columnas) para el catálogo razonado que iba a ser alojado en la página general del Banco de Archivos.

4. Continuar la investigación sobre cada una de las obras, en orden cronológico, para completar la información faltante.

5. Fotografía: revisión de cada item (obra) para obtener una fotografía que cumpliera con los requisitos tecnológicos y de calidad (que existiera una foto impecable para esa obra, para que los usuarios pudieran ver la obra con los colores y definición correctos a la hora de la consulta).

6. Revisión de archivos de película y digitales, tanto del archivo de Beatriz González como del Banco de Archivos de Los Andes.

7. Incorporación de fotografías, datos e información  obtenidos en la exposición retrospectiva en Medellín. El trabajo se realizó simultáneamente con el del Banco de Achivos y los dos proyectos ayudaron uno al otro. 

 

Para  la retrospectiva:

 

a. Se corrigió información de la primera versión del catálogo.

b. Se determinaron procedencia y actual ubicación de las obras.

c. Se fotografiaron piezas que estaban ubicadas en distintas partes del país y de las cuales no había fotografías existentes.

d. Se colaboró en el Catálogo de la exposición con una biografía actualizada de la artista.  

 

 

María Fernanda

Historia

Cuando Lucas Ospina llegó a la dirección del Departamento de Arte de la Universidad de los Andes se interesó por reorganizar el Banco de imágenes con la colaboración de Laura Jiménez, hasta que ella se retiró.

En 2011, la Universidad de los Andes me solicitó dictar de nuevo el curso His­toria del arte del siglo XIX en Colombia. Dentro de la mecánica de este curso se incluía la realización de un trabajo final por parte de los alumnos. Una de las estudiantes que me hacía consultas asiduamente para su trabajo era María Fernanda Domínguez, quien había escogido el tema de dos retratos de un antepasado suyo realizados por el pintor y fotógrafo Epifanio Ga­ray (1848 - 1903). Meses después de terminado el curso, me envió otro trabajo sobre el fotógrafo italiano radicado en Bucaramanga, Quintilio Gavassa. Los dos trabajos eran de excelente calidad. La vi de nuevo esporádicamente cuando ella trabajaba en el Museo de Arte del Banco de la República y yo dictaba para la Fundación de Amigos de las Co­lecciones de la misma entidad un curso sobre el libro Arte desde 1900. Poco después, me enteré que había viajado a Nueva York para hacer una pasantía en el MOMA. La perdí de vista y un día me escribió solicitándome trabajo. Por esos días, había recibido un correo de Lucas Ospina en que me pedía candidatos para el Catálogo razonado que iba a ser financiado por una beca de la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad. El nombre de María Fernanda fue aceptado con prontitud y ella misma procedió a con­formar un equipo con el fotógfafo Juan Rodríguez Varón y el asistente de investigación José Ruiz como. En 2015, María Fernanda obtuvo la beca Fullbright y viajó a Nueva York a iniciar sus estudios de maestría.

 

Desarrollo del proyecto

2014 - 2015

1. Revisión del trabajo realizado por Laura Jiménez.

2. Ejecución del proyecto Catálogo razonado de Beatriz González, bajo la dirección de Natalia Azuero y Lucas Ospina.

2. Organización, en una base de datos en Excel, de las obras de las décadas de 1980 a 2010.

3. Continuación de la investigación sobre cada una de las obras, en orden cronológico, para completar la información faltante.

4-. Organización del archivo físico de fuentes, dibujos, bocetos y obras en el estudio de Beatriz González.

5. Coordinación de la digitalización y fotografía de todas las obras faltantes en la base de datos, desde 1962 hasta la fecha.

6. Curaduría de la exposición Beatriz González: el segundo original

     a. Escritura de textos

     b. Manejo y transporte de obras

     c. Selección y organización de documentos de archivo

 

José

Historia

Cuando la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad de los Andes aprobó contra­tar un asistente de investigación para el proyecto Catálogo razonado de Beatriz González, bajo la coordinación de María Fernanda, la dirección del Departamento de Arte envió una lista de alumnos destacados en el campo de la investigación. Entre María Fernanda y yo escogimos a José Ruiz quién, además de las buenas referencias, estaba iniciando su carrera en Arte e Historia del arte.

En 2015, el Centro Cultural de la Universidad planteó la posibili­dad de desarrollar una muestra en la sala de exposiciones del edificio Julio Mario Santo Domingo sobre el trabajo realizado hasta el momento con el archivo de Beatriz González. María Fernanda, José y Lucas se encargaron de organizar dicha exposición que luego viajaría al Museo la Tertulia en Cali y que motiva esta publicación.

Después de organizada la exposición en Bogotá, María Fernanda viajó a Nueva York para iniciar sus estudios de maestría. A partir de este momento, José se encargó de normalizar (bajo los estándares del BADAC) y corregir la investigación adelantada por Carolina, Laura y María Fernanda. En 2015, Andrés Pardo, a quien conocí mientras dic­taba el curso sobre el libro Arte desde 1900, empezó a trabajar en la Universidad como coordinador del Banco de Archivos de Arte en Colombia. Andrés se encargó de desa­rrollar la plataforma web para la publicación en línea del Catálogo razonado. Junto con algunos practicantes del Departamento de Arte, José se encargó de publicar en línea el material relacionado con el Catálogo.

En 2016, José se encargó de organizar la exposición en el Museo La Tertulia y co­laboró en la exposición Beatriz González. Reiteraciones en la Galería Casas Riegner. Ac­tualmente, junto con Natalia Gutiérrez Montes, se encarga de organizar todo mi archivo relacionado con el arte en Colombia y Latinoamérica.

Desarrollo del proyecto

2014- 2017

1. Revisión, junto a María Fernanda Domíngues, del trabajo realizado por Laura Jiménez.

2. Organización, en una base de datos en Excel, de las obras y exposiciónes desde 1960 hasta 2017

3. Continuación de la investigación sobre cada una de las obras, en orden cronológico, para completar la información faltante.

4. Organización del archivo físico de fuentes, dibujos, bocetos y obras en el estudio de Beatriz González.

5. Continuación de la digitalización y fotografía de las obras de Beatriz González hasta la fecha.

6. Curaduría de la exposición Beatriz González: el segundo original

     a. Escritura de textos

     b. Manejo y transporte de obras

     c. Selección y organización de documentos de archivo

7. Curaduría de la exposición Beatriz González. Reiteraciones en la Galería Casas Riegner, a partir de material de archivo

8. Registro de las exposiciones nacionales e internacionales de Beatriz González desde 2015.

8. Normalización (bajo los estandares del BADAC) y corrección de la investigación adelantada por Carolina, Laura y María Fernanda.

9. Procesamiento de las imágenes de acuerdo con los estandares de la plataforma OMEKA para publicación web.

10. Migración de material de las bases de datos a la página web bga.uniandes.edu.co diseñada por Andrés Pardo

 

En el 2018, el BADAC, se convierte en un proyecto transversal de la Facultad de Artes y Humanidades y se retoman los esfuerzos bajo un nuevo equipo de trabajo enfocado en la organización archivistica y el desarrollo digital. De allí surge la versión final del catálogo digital de la obra de Beatriz González. 


[1] González y Vanegas formaron parte del proceso de construcción de la base de datos Colecciones colombianas con que en la actualidad se catalogan las obras de todos los museos del país.